Ayuda, Estoy Preocupada por mi Pequeño Hijo…

Estoy preocupada por mi pequeño hijo.

Él nunca había actuado así antes. Lleva encerrado en su cuarto, gritando y llorando, por casi dos semanas. Apenas come y bebe. He intentado hablar con él, pero se limita a ignorarme, lo que me preocupa aún más. Yo no lo crié para que fuera un niño rebelde.

He intentado animarlo. De verdad que lo he hecho. Le compré ropa nueva, muchos juguetes nuevos. Incluso, remodelé las paredes de su habitación con cenefas de ositos y le compré una cama con forma de carrito de carreras. Con tristeza debo admitir que no soy una persona adinerada y hacer todo esto ha afectado un poco mi economía, pero haría lo que fuera por mi hijo. Aún así, no he conseguido que sea feliz.

Estoy realmente triste porque no ha querido dormir en la cama, no se ha querido cambiar la ropa por unas limpias; ni siquiera ha querido mirar los juguetes nuevos.

Lo que realmente me ha molestado son algunas de las cosas que dice. Si, es cierto que él no me habla, pero apenas dejo la habitación lo escucho gritar a todo pulmón.  Él insiste en llamar a “papá”, a pesar de que, hasta donde él sabe, no tiene papá. Eso es lo que más me duele; ser una madre soltera es lo suficientemente duro para que tu hijo empiece a llorar por un padre que nunca ha estado ahí. Lo más extraño es que lo he oído mencionar nombres de personas que no conozco; Jennifer, María, Pablo, Ibeth… He leído en varios sitios que los amigos imaginarios suelen ser señal de algún tipo de enfermedad mental, hecho que me preocupa aún más.

Eventualmente, no pude soportar más la tristeza de mi hijo. Así que, como último recurso, me lo llevé a un viaje de carretera. Se que él debe estar exhausto (no ha dormido casi nada últimamente), por lo que le puse “algo” a su agua para que pudiera dormir durante todo el trayecto.

Manejé durante todo el día y, al encontrar un bonito hotel a orillas de carretera, me detuve en él para pasar la noche y así poder acostar a mi pequeño en una cama.

El problema comenzó cuando se despertó y empezó a llorar de nuevo. Intenté callarlo, pero no funcionó. Empecé a arrullarlo para que se durmiera, pero me gritó y me arañó como si de un animal salvaje se tratara. Aquello me hizo llorar; casi sentí que no le reconocía.

—¡¿Por qué me haces esto, Alex?!— le repliqué mientras los dos llorábamos.

De repente, mi pequeño dejó de llorar y me dijo sus primeras palabras:

—Yo no me llamo Alex.

—¿A qué te refieres?— le repliqué. —¡Por supuesto que te llamas Alex!— le dije confundida. La preocupación de que mi hijo pudiera estar padeciendo una enfermedad mental surgió de nuevo.

—¡¡NO!!— me respondió chillando. —Mi nombre es Andrés. Déjame ir, ¡quiero a mi papá!

Mi corazón en ese momento se rompió. No pude soportarlo más. Lo forcé para que tomara un poco de la medicina para dormir y así pudiera descansar de nuevo. No sé qué está sucediendo. Me esforcé mucho para que estuviéramos juntos; y no he hecho otra cosa que darle todo mi amor desde que lo tengo junto a mi. Él ha empezado a actuar como el anterior. Sólo le pido a Dios que no vaya a terminar como él.

Ellos No Son Mis Padres…

Navegando por los interminables hilos de reddit me encontré con una historia que, si bien dudo que sea cierta como lo afirma el autor, me pareció muy interesante. Tanto, que me tomé la molestia de traducirla y escribirla aquí.

Ellos No Son Mis Padres

Suena la alarma a las 5 am. Al igual que lo hace todos los días. Me levanto, reviso mi celular, voy al baño, tomo una ducha y me visto. Termino de vestirme y me dirijo escaleras abajo, donde el ligero olor a huevos con tocino me despierta un poco más. Doy vuelta en la esquina y me detengo en seco. El hombre sentado en la mesa no es mi padre, y la señora que está en la cocina preparando el desayuno no es mi madre. Escalo de regreso las escaleras hasta mitad de camino para asimilar lo que acabo de ver. ¿Me equivoqué de casa? No puede ser. Mi habitación está arriba. ¿Tenemos visitas? Es una posibilidad, aunque bastante remota, ya que son las 5:30 de la mañana. ¿Debería confrontarlos?¿Llamo a la policía? Mi mente iba a mil por hora.

La mujer me grita desde la cocina: —Cariño, ¿eres tú? Baja a desayunar.

Permanezco en silencio sentado en las escaleras. Me grita de nuevo: —Cariño, baja que se te va a enfriar el desayuno.

¿Me están hablando a mi?, pienso. No puede ser, esos no son mis padres.

De repente escucho unos pasos acercándose hacia mi, por lo que es muy tarde para salir corriendo. —Oye hijo, ¿qué estás haciendo sentado ahí? Baja que se te va a enfriar el desayuno—, me dice el hombre.

Estoy sentado ahí, paralizado. ¿Quiénes son estas personas y por qué piensan que soy su hijo?

De mala gana bajo las escaleras, me dirijo hacia la cocina, me siento en la mesa y empiezo a comer.

—¿Qué tal noche pasaste?—, me pregunta la mujer.

—Bien…

—¿Te pasa algo, hijo?—, me pregunta el hombre.

Finalmente reúno el coraje y les pregunto:

—No, no estoy bien. ¿Quiénes son ustedes?

Con una gran sonrisa el hombre me responde: —Somos tus padres, tontico. ¿Qué clase de pregunta es esa?

En ese momento mi corazón se hundió. Mi mente no podía procesar lo que estaba sucediendo. De repente, mi teléfono celular, que estaba en mi bolsillo, vibró. Lo saqué y en la pantalla aparecía “Papá”. Abrí el mensaje y éste decía “Ayuda”.

La primera parte de la historia terminaba ahí. Sin embargo, el autor de ésta escribió unas cuantas pequeñas actualizaciones a lo largo de los días. Dichas actualizaciones o notas decían lo siguiente:

Nota 1: antes de irme al trabajo vi unos rastros de sangre, cerca de mi auto. Llamé a la policía y les pedí que me buscaran en mi lugar de trabajo para explicarles la situación. Estoy seguro que van a pensar que estoy loco.

Nota 2: le respondí el mensaje de texto a mi papá pero no obtuve respuesta. Les mostré el mensaje de texto a los policías y les expliqué la situación. Ellos van a ir a mi casa para confrontar a quienes quiera que sean los que están allí.

Nota 3: acabo de recibir una llamada de los policías. Los dos sujetos que se encontraban en mi casa presentaron la identificación adecuada y les presentaron evidencia de que residían allí. No tenían antecedente criminal alguno. Sin poder hacer nada más, los policías dejaron la escena. Intenté llamar a mi tío pero no obtuve respuesta. Le dejé un mensaje de voz…

Nota 4: estoy a punto de salir del trabajo y tengo que ir a casa. Estoy nervioso… asustado. No sé qué hacer. Necesito pensar muy bien lo que está sucediendo.

Cómo Desactivar la Publicidad en uTorrent

uTorrent es sin duda alguna uno de los clientes de descarga más populares de la red, y es que este pequeño cliente goza de una característica de la que carecen muchos otros clientes existentes: es muy liviano.

Sin embargo (si, a todo le encuentro siempre un pero), este programa tiene un pequeño problema (al menos su versión gratuita). Viene con publicidad incluida.

utorrent_publicidad

La versión gratuita de uTorrent viene con publicidad incluida. ¿A que molesta?

Seguir Leyendo

Cómo Ganar Seguidores Reales en Twitter

Cómo Ganar Seguidores Reales en Twitter

Recuerda que en twitter importa más la calidad que la cantidad

Si estás leyendo esto supongo que te estarás preguntando, ¿cómo hago para conseguir miles de seguidores que lean las webonadas cosas que tengo para decir?

No te preocupes. Si no eres una celebridad, difícilmente vas a conseguir que miles de personas te sigan porque si; incluso si consideras que tus tuits son oro puro. Sin embargo, esto abre un nuevo interrogante: ¿por qué hay personas que sin ser celebridades tienen miles de seguidores?Seguir Leyendo